Como probablemente ya sabréis muchos de los que semanalmente me acompañáis en este blog, desde hace unos meses tengo la fortuna de viajar descubriendo la magia que se esconde en diferentes rincones de España. Bilbao, Cádiz, Girona, Logroño, Toledo, Zaragoza… han sido muchos los puntos que he recorrido en este periplo. Y la verdad es que creo que no había mejor lugar para cerrar mi ruta por España que Madrid, su capital.

Con esta firme decisión me encaminé hacia el lugar elegido para comenzar esta visita tan ‘gata’. Un lugar que desprende cultura, arte y emoción. ¿Sabéis de qué os hablo? Del museo más importante de España por sus fondos: el Museo del Prado. Fernando Pérez, responsable de contenidos del museo, fue la persona que me descubrió este maravilloso mundo. Además, compartió conmigo los secretos de grandes obras expuestas allí, como Las Meninas de Velázquez o Las Majas de Goya. Artistas que, sin duda alguna, lograban hacer magia con sus pinceles.

Y del Museo del Prado fui a otro enclave madrileño en el que, verdaderamente, también se respira arte: el Teatro Real. Y para conocer todo sobre él tuve dos anfitriones de lujo: el actor Ángel Lara, que me enseñó la majestuosa sala principal, y Borja Ezcurra, adjunto a la dirección, con el que tuve el placer de descubrir unas zonas quizá menos conocidas de este teatro, como son sus salones  y terrazas.

Hechizado por la belleza de lugares como el Salón de Baile, me reuní con Cristina Tarrero, doctora en Historia del Arte, para conocer los secretos que guarda la Catedral de la Almudena. Más tarde, junto a la historiadora Araceli Fernández, tuve la oportunidad de conocer un montón de curiosidades sobre uno de los iconos de Madrid: la Plaza Mayor. ¡Qué enriquecedor fue charlar con estas dos mujeres!

Eso sí, empaparse de Madrid pasa, seguro, por una visita obligada a dos de sus barrios más castizos: La Latina y Malasaña. Por La Latina paseé con el actor Daniel Grao, que, además, me llevó a probar los que, tal y como me aseguró, eran, ni más ni menos, los mejores callos de Madrid, los de la Posada de la Villa. Y con ese listón tan alto, aprendí la receta y los trucos para que salgan de 10, gracias a los consejos de Francisco, el cocinero de esa casa.

Y de La Latina di un salto a Malasaña junto al presentador Diego Losada. Con él conocí este barrio tan significativo, testigo de tres siglos de historia de Madrid y en el que podríamos decir que se fraguó la Guerra de la Independencia. Además, a día de hoy es uno de las zonas más populares y con más vida de la capital.

Todos aquellos que me habéis seguido en mi particular ruta, sabréis que me encanta descubrir las tradiciones de los lugares que piso. Por ello, ¿qué mejor manera de cerrar mi visita que aprendiendo a bailar un chotis en Chicote? Quedé con la coreógrafa Lola González y me esforcé al máximo para aprender este baile agarrao, pero he de decir, ¡que no es nada fácil! ¡Seguiré practicando!

Y aquí ponemos un punto y seguido a este viaje. ¡Muchas gracias a todos los que me habéis acompañado en mi ruta por España! No dudéis de que, con todo lo que he descubierto, volveré a muchos de los puntos que he tenido la oportunidad de conocer… ¡Nos vemos por este país mágico!

Foto: GetYourGuide

Programas TV

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *