Miguel de Lucas, el mago de Castilla y León

Miguel de Lucas, el mago de Castilla y León

Miguel de Lucas, el mago de Castilla y León

A lo largo de estos años, muchas son las personas que han opinado sobre mí y sobre mi actividad como ilusionista profesional. Tengo la fortuna de haber recibido multitud de comentarios positivos por parte de gente a la que respeto y admiro. Todas estas valoraciones me aportan una energía extra que me ayuda a seguir trabajando en mi día a día, como una pequeña dosis de ilusión que me revitaliza. Aún recuerdo la primera vez que se refirieron a mí como “Miguel de Lucas, el mago de Castilla y León”. Un título que no sé si me merezco pero que me produce una gran alegría, dada mi vinculación a esta región. Sobre todo, a las ciudades de Palencia, donde cursé la secundaria, Salamanca, lugar en el que me convertí en universitario y Zamora, ciudad donde continué mis estudios en la universidad y en la que actualmente resido. He querido hacer una pequeña selección de las opiniones que me han regalado para poder compartirlas con todos vosotros.

Ana Tamariz, directora de la Gran Escuela de Magia que lleva su nombre -a la que tuve la fortuna de asistir allá por el 2003-, quiso hacer mención a mi entrega y mis ganas por sacar lo mejor de mí: “Miguel de Lucas es un claro ejemplo de que con esfuerzo e ilusión un chiquillo con «rastas» en el pelo y los ojos siempre bien abiertos y atentos, se ha transformado en todo un gran creador de espectáculos mágicos donde los espectadores salen felices y maravillados de los teatros y plazas donde actúa”. No sabéis la ilusión que me hace leer sus palabras. También me sigue sonrojando que una empresaria y conferenciante de la talla de Montse Hidalgo valorase mi trabajo y mi persona de la siguiente manera: “Miguel de Lucas es un ser mágico en todos los aspectos. Persona con gran capacidad de adaptación, superación, humilde, sincero. Su don es hacer fácil lo difícil. Para mí, un gran pionero en la Magia del Coaching”. Figuras de los medios de comunicación con los que me he cruzado en mi camino, como el director general de Radio Televisión Castilla y León, Eduardo Álvarez: “He tenido la oportunidad de trabajar con él en diferentes facetas y desde distintas responsabilidades, y solamente puedo decir que Miguel es un tipo diez en lo personal y en lo profesional. Siempre responsable. Siempre eficaz”. Quiero agradecer, del mismo modo, los comentarios de personajes como Pablo Chiapella, Dolores Redondo, David Otero, Arkano, el grupo Sidonie o Quequé. Son tantos que no puedo mencionarlos a todos. Yo no soy más que un ilusionista que intenta hacer su trabajo lo mejor que puede, y ver que el resultado de mi labor genera este tipo de valoraciones no hace más que reafirme en la idea de que no me equivoqué a la hora de elegir la magia como compañera de viaje.

Muchas gracias a todos los que habéis reconocido mi labor de una forma tan positiva. Espero seguir generando ese tipo de sensaciones en las personas que se crucen en mi vida, porque no hay mayor satisfacción que recibir palabras tan bonitas de personas a las que tanto respeto.